Consejos para mi primer día en la nieve

8 de enero de 2021

Con la llegada del invierno, las ganas de pasar un agradable día en la nieve aumentan. La nueva temporada está a la vuelta de la esquina, y nuestras ganas de coger los esquís o la tabla de snowboard son máximas. En Buendía Play os animamos a a pasar un feliz día en la nieve, y para los que sea su primer día en la nieve, os dejamos un serie de consejos que debéis tener en cuenta. ¡No te los pierdas!

Nieve y esquí - Consejos para mí primer día en la nieve - Blog - Buendía Play

Las montañas cubiertas de blanco vislumbran una de las épocas más increíbles del año. Toca abrigarse bien, coger el material adecuado y salir de casa a pasar un día de nieve inolvidable. Eso sí, no serán pocos los que todavía no se han estrenado sobre el manto blanco que cubre los altos de las montañas. ¡No te preocupes! A continuación os presentamos los consejos más importantes para que tu primera vez sea amena, agradable y divertida.

Consejos para mi primer día en la nieve

1. No tengas miedo a las caídas

¿Cuántas veces hemos escuchado que la vida en general es caer y levantarse? En tu primer día en la nieve es algo parecido. Porque lo primero que debes tener claro es que te vas a caer. Eso sí, evita, pese a ello, pensar que esto no es lo tuyo o que no vas a volver. Lo normal es sentirse algo torpe en los inicios, pero no te preocupes. A todos nos ha pasado. Nadie se ha librado de caerse muchas veces en sus primeros días en la nieve, por lo que esto no debe ser motivo de agobio. Con el paso de los días te irás encontrando más suelto e irás avanzando, teniendo más equilibrio y sorprendiéndote a ti mismo. 

Nadie nace aprendido, y en la nieve, el paso de los días te hará acumular la experiencia necesaria para regresar día tras día hasta que seas un verdadero experto. Eso sí, debemos insistirte en que te des tiempo a ti mismo y no tengas miedo a las caídas del primer día. 

No tengas miedo a las caidas - Consejos para mí primer día en la nieve - Blog - Buendía Play

2. Apúntate a clases

Otra de las claves en tu primer día de nieve es no pensar que sabrás esquiar o deslizarte en la tabla de snowboard sin ningún tipo de problema. Incluso creer que con los consejos de un familiar, amigo o conocido ya lo sabes todo. Eso sería un error. Aunque tengas a tu lado personas que te acompañen en tu primer día, es muy importante que acudas a clases, sobre todo en tus primeros días sobre el blanco de la nieve.

Las clases te quitarán los posibles vicios innecesarios que puedas coger y te ayudarán a ganar en confianza. Estas son solo alguna de las ventajas que te ofrecerá el seguir los consejos de un profesional, que además te enseñar rutas bonitas e increíbles que se adaptarán siempre al conocimiento y nivel que tengas sobre los esquís. 

3. No ajustes demasiado los ganchos de las botas

Es muy importante que las botas vayan ceñidas, ya que es la bota la que provoca el movimiento de los esquís, por lo que cuanto más apretadas, mejor. Eso sí, no olvides que el apretar bien las botas no significa que te lleguen a hacer daño. En tu primer día en la nieve, antes de subirte encima de los esquís o la tabla procura que las botas estén apretadas, pero lo más importante es que te sientas cómodo. Además, es importante que una de las ventajas que tienes a la hora de esquiar es que puedes parar cuando quieras para apretar y ajustar las botas a tu gusto las veces que quieras.

Consejos para mí primer día en la nieve - Blog - Buendía Play

4. Cuidado con el sol

No es el verano, lo sabemos, pero mucho ojo con los rayos de Sol. Si en la playa te quemas... ¡Imagina en la montaña y rodeado de nieve! Lo alto del sitio en el que te vas a encontrar y el reflejo del blanco de la nieve hacen que esta sea un espejo que te puede provocar quemaduras en la piel. Por ello, te recomendamos que no te olvides de tu crema solar y uses unas gafas de esquí, incluso aunque sea un día tapado. Es muy importante seguir estos consejos para evitar quemaduras. 

5. La mirada siempre al frente

Sobre los esquís te recomendamos que vayas como en el coche, es decir, con los cinco sentidos puestos en lo que estás haciendo. Nunca apartes la mirada de lo que tienes de frente. Es muy complicado, y más en los primeros días, anticiparse a los movimientos de la gente de bajada y mirar, a su vez, hacia dónde quieres ir. Pese a ello, el centrar toda tu atención en tus movimientos sobre los esquís o la tabla de snowboard te permitirá que tu cuerpo de desplace hacia el lado que quieres. ¡Y un consejo más! No mires a tus pies, porque estarás perdido.

Desde Buendía Play esperamos que con estos siete consejos, podamos ayudarte a pasar un feliz primer día en la nieve. Si los sigues todos estarás preparado para afrontar tu primera experiencia sobre el blanco. Eso sí, recuerda, como te hemos dicho al principio, que no te vas a librar de alguna caída. ¡Disfruta de tu primer día en la nieve, seguro que repetirás!

6. Haz del suelo tu fiel amigo

No sé si creerás que es la mejor opción de todas, pero en el caso de que la cosa se complique es mejor echarse al suelo antes que chocar o hacerte daño contra algo. Puedes verlo como una tontería, pero comprenderás también que tirarse al suelo es mucho mejor que estrellarte contra un árbol, una valla o desviarte de la pista. Ten muy en cuenta esta recomendación.

7. No te olvides de disfrutar del après-ski

Tu día en la nieve va a ser una jornada muy dura, sobre todo en lo físico. Es probable que en tu primer día acabes muy cansado, por lo que después de esquiar te recomendamos relajarte con tu familia y amigos en los magníficos locales que hay en todas las estaciones. Muchas poseen bares e incluso música en directo para redondear un día fantástico en la nieve. Tómate un respiro y diviértete también después de esquiar, lo cual favorecerá a que te resulte más ameno volver al día siguiente.

Après esqui - Consejos para mí primer día en la nieve - Blog - Buendía Play

Desde Buendía Play esperamos que con estos siete consejos, podamos ayudarte a pasar un feliz primer día en la nieve. Si los sigues todos estarás preparado para afrontar tu primera experiencia sobre el blanco. Eso sí, recuerda, como te hemos dicho al principio, que no te vas a librar de alguna caída. ¡Disfruta de tu primer día en la nieve, seguro que repetirás!

Leer más Cerrar